FALTAN EXAMINADORES DE TRÁFICO


   Hace ya tiempo que la política de 'reposición cero' en las administraciones produce colapsos y problemas en servicios públicos. Un caso notable son los examinadores de tráfico, un colectivo que se ha venido reduciendo por jubilaciones no cubiertas hasta crear cuellos de botella importantes en algunas provincias, donde muchos alumnos se examinan hasta un mes después de la fecha que se les había asignado por carencia de funcionarios que puedan certificar sus aptitudes.

 

   El resultado inmediato: muchas autoescuelas, que podrían llevar más alumnos a examen, y por tanto ganar más dinero, se ven obligadas a recortar sus ingresos por la carencia de medios de la administración, que arrastra a todo el sector.

 

   El problema es general en muchas zonas de España, aunque está teniendo especial incidencia en algunas provincias como Barcelona, Zaragoza o Granada. La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) publicó una nota en diciembre quejándose de que "la escasez alcanza a un tercio de los puntos de examen del país y la tendencia es que empeore a medio y largo plazo".

 

El tiempo le ha dado la razón, y este principio de año (2017) la situación se agravará.

 

 En Granada, 23-24 funcionarios examinadores en plantilla, realizando pruebas (examinando) durante el mes de Diciembre:

 

¡¡ 6 examinadores !!

 

Funcionarios con Bajas de larga duración (por cierto, haría falta hablar con algunos médicos), vacaciones (por supuesto, merecidas) y mientras tanto, alumnos en espera para poder realizar sus pruebas para la obtención de sus persmisos de conducir y autoescuelas que van en decrecimiento e incluso algunos hablan de cerrar sus empresas.

 

La situación se hace insostenible pero la DGT no hace nada al respecto, tendremos que pedirles a los Reyes Magos este año, más salud para los examinadores y más plazas de funcionarios para paliar esta situación.

 

Es un negocio mal llevado por la administración, con el que se podría recaudar mucho más, que las autoescuelas no tuviesen tantas pérdidas y los alumnos pudieran examinarse en tiempo y forma, y no se hace ni una cosa, ni la otra ni la otra...".

 

Esperemos que el nuevo Director de la DGT arregle éste caos en breve.

 

Mientras tanto sólo queda esperar a los alumnos a que se les convoque para que puedan realizar sus exámenes y autoescuelas "rezando" por poder seguir en este mundo de la Seguridad Vial.

¡Comparte en las Redes Sociales!

Escribir comentario

Comentarios: 0