✔ 5 consejos para evitar accidentes de tráfico en vacaciones

Las vacaciones son esa época del año tan anhelada y codiciada por muchos ciudadanos, quienes comienzan con un trabajo de planificación desde hace meses no sólo para decidir un destino atractivo y pasarlo bien, sino también poner en orden ciertos criterios sobre los detalles que conlleva salir de casa.

 

Compartir en familia o en pareja es uno de los propósitos de las fechas de descanso y no es para menos, porque durante todo el año nos encontramos sometidos a un estrés terrible, el cuál amenaza con hacernos perder nuestra salud e incide en nuestra vida personal.

 

La movilización es uno de los principales aspectos de estas fechas, debido a que los índices de accidentes de tráfico en las carreteras españolas se disparan como palomitas de maíz en la sartén y nadie quiere ser parte de este escalofriante detalle, el cuál mantiene en constante trabajo a la DGT.

 

Tal como aumentan los precios por la temporada, lo mismo ocurre con los accidentes de trafico, los cuáles se registran con mayor frecuencia en época vacacional y esto nos deja bien claro que no solo las cuentas familiares son las que sufren una caída, sino también los carnet de conducir de millones de ciudadanos en España, quienes pierden una importante cantidad de puntos por su falta de consciencia y sobriedad en las carreteras. 

Hay quienes dirán que las vacaciones son para desinhibirse y aunque algo de cierto tenga esto, se debe considerar que tal actitud es válida para el disfrute en zonas de recreo con amigos y familiares pero no en las carreteras, donde cada época vacacional engloba a una gran cantidad de familias españolas.

 

Aunque durante la pasada Semana Santa se registraron 30 fallecidos por accidentes de tráfico según datos de la DGT, aún queda mucho camino por recorrer para que las autopistas y carreteras españolas sean espacios seguros para la población.

 

Salidas de la vía y colisiones frontales entre vehículos fueron los accidentes de tráfico más comunes en las carreteras españolas durante esta última temporada de vacaciones en este 2018, destacando que la Comunidad Autónoma de Andalucía fue en la que se produjo mayor número decesos en carreteras.

 

Los puntos de carnet de conducir se recuperan con cursos y multas pero la vida se pierde para siempre, lo cuál nos debe hacer reflexionar sobre la importancia de la cultura de prevención para seguir reduciendo los índices fatales en accidentes de tráfico.

Las autoescuelas en Granada, han hecho un esfuerzo incansable por formar conductores de altura en las carreteras y dignos de portar un carnet de conducir.

 

Este artículo no solo te informará sobre diversos consejos para evitar accidentes de trafico en las carreteras y que las vacaciones familiares tan anheladas por tus hijos así como planificadas por ti, se vean empañadas de sangre y tragedia. 

1.- No abuses del alcohol:

En temporada alta es común que aumente el consumo de alcohol entre la población y aunque esta práctica tiene mayor tendencia entre personas de 20 a 50 años de edad, es la mayor culpable de accidentes de trafico.

 

Conducir bajo estado de ebriedad es extremadamente peligroso no sólo para el conductor y sus pasajeros sino para todo el entorno, debido a que alguien en esas condiciones no dispone de todos sus capacidades y facultades, lo cuál será catastrófico porque no sabrá como disuadir cualquier obstáculo en la vía.

 

 

Ingerir alcohol frente al volante no sólo te acarreará multas o extracción de puntos del carnet de conducir, sino también puede hacerte perder la vida.

 

En estas épocas, evita esta nociva práctica en los trayectos porque para beber alcohol tienes toda la vida y no necesariamente tiene que ser al volante con tu familia. 

2.- Sé prudente con la velocidad:

El deseo de llegar rápido a nuestro destino es un estimulante para pisar a toda fuerza el acelerador, sin considerar que un coche a exceso de velocidad es más difícil de controlar en carretera.

 

Conducir a exceso de velocidad es un clásico en temporada vacacional y queda demostrado en los registros de la DGT, donde los archivos se colman con multas y retiradas de puntos del carnet de conducir por andar en las carreteras españolas como pilotos de formula 1.

 

No es sólo el hecho de andar en autovías a 150 km/hora sino todos los riesgos que implica esta acción, debido a que se pone en riesgo la vida del conductor y sus pasajeros, así como también la de todas aquellas personas que se encuentren cerca, siendo los peatones quienes más se encuentran expuestos a padecer cualquier infortunio.

 

 

Conduce con cuidado y deja esos complejos de meteoro en casa, en vacaciones, tiempo es lo que sobra, lo cuál indica que no debes estar afanado como durante el resto del año. 

3.- No uses el móvil ni dispositivos digitales:

Otro himno nacional dentro de las infracciones en carreteras es el uso del teléfono móvil y demás dispositivos, los cuáles distraen la atención del conductor durante algunos segundos y estos pueden determinar tu existencia para siempre.

 

Hay necesidad de comunicarnos y es totalmente aceptable que estemos en esa búsqueda constante de información general durante el trayecto, pero para eso se debe estacionar en un lugar seguro y no estar viendo precios de hospedajes al volante, porque esta fiebre de ahorro puede costarte la vida tanto a ti como a tus seres queridos.

 

Esta infracción es una de las que más puntos reducen al carnet de conducir, debido a que esta práctica se considera como un peligro absoluto en las carreteras, considerando que no sólo puede salir perjudicado el conductor y sus pasajeros sino también los peatones.

 

Al tener las manos ocupadas como también la atención absoluta en la pantalla, es casi imposible fijarte en la siguiente curva o en el coche que viene a toda velocidad, lo cuál te expone a una latente situación de peligro sin escapatoria alguna hacia un fatídico final.

 

 

Haz uso de la amplia gama de accesorios de teléfonos móviles para su uso en coches y así no sólo evitarás sanciones, sino que estarás con mayor agilidad y movilidad en la vía, brindándole seguridad a quienes te acompañan. 

4.- Evita las rutas nocturnas:

Durante el día se consume una gran cantidad de energía en actividades comunes en vacaciones, lo cuál nos deja exhaustos e impide que no caigamos rendidos en la cama.

 

Muchas personas deciden viajar de noche por diversos motivos, pero esto es no es muy recomendable debido a que existen más probabilidades de padecer algún accidente de tráfico por poca visibilidad o fallo en los reflejos humanos.

 

La oscuridad no es muy buena aliada en estos casos, porque no le brinda la suficiente claridad al conductor en la carretera y si a esto le sumamos el cansancio físico, nos encontramos con un cóctel perfecto para un accidente de trafico con consecuencias funestas.

 

 

Descansa al máximo y no conduzcas con sueño o apatía como también trata de hacerlo con la mayor energía posible, recuerda que no sólo está en juego tu vida sino muchas otras.

 

Conduce de día y se te cae la noche por retrasos, haz una parada en algún pueblo cercano. 

5.- No conduzcas descalzo:

La desinhibición es un factor presente en las vacaciones y no es para menos, porque muchas personas ven a estas fechas como una oportunidad única para “soltarse el moño” y liberarse de todo el estrés al que han estado sometidos.

 

Hacer cosas diferentes puede que marque la diferencia en alguna ocasión, pero a veces hay reglas impuestas por el bienestar y seguridad colectiva, las cuáles deben cumplirse.

 

La comodidad es algo que buscamos siempre, quedando demostrado en la conducción durante estas fechas debido a que muchas personas ven como algo “práctico” conducir descalzo, sin tener en cuenta que esto es un fatal error que como los otros mencionados, puede desencadenar en un accidente de trafico.

 

Puede que no reste puntos al carnet de conducir o genere alguna multa cuantiosa, pero de algo se debe estar seguro es que sigue siendo una práctica muy peligrosa.

 

Conducir descalzo te resta fuerza en los pies para pisar los mandos que se ubican en la parte inferior, lo cuál es fatal porque te pondría en una situación comprometedora al momento de enfrentar obstáculos en los que debas frenar el coche de inmediato para evitar salirte de la vía o colisionar con algún coche cercano.

 

Conducir con sandalias o cualquier otro calzado liviano es más seguro que hacerlo descalzo, debido a que el pie se mantiene protegido bajo una superficie estable y es más fácil controlar el pedal para acelerar o frenar.

 

 

No conduzcas descalzo o evitar hacerlo porque te estarás ahorrando un terrible momento.